Saltear al contenido principal
¿Quieres estar al día de todo?







¿Cómo Refresco Mi Cuerpo Y Mi Mente? Shitali Y Shitkari Pranayama

¿Cómo refresco mi cuerpo y mi mente? Shitali y Shitkari pranayama

El calor aprieta y el yoga de los grandes maestros nos proporciona recursos muuuuy interesantes para adaptarnos y sobrevivir a las altas temperaturas que el verano trae consigo.

Cuando hablo de grandes maestros no me refiero a gurús y seres súper iluminados, que también. Pero preferentemente me refiero a nuestros maestros del reino animal!!!

Si tienes gato te preguntarás por qué a veces se queda con la lengua fuera después de una buena siesta. Por si no tienes felino cerca o no lo has visto nunca.. me apoyo con la foto de mi gata casi en trance!

Resulta que es un mecanismo para autorregular su temperatura!! Y si han desarrollado estra estategia, dejar la lengua fuera para encontrar el frescor fuera de su cuerpo hacia dentro… será por algo! 😋

En fin, no pretendo que ahora vayas todo el día con la lengua fuera, ni mucho menos! 😂 De hecho recomiendo siempre una respiración nasal en tu vida diaria como ya expliqué en este post.

Pero sí existen técnicas de pranayama que nos invitan a refrescar el cuerpo y la mente precisamente prestando atención a la colocación de nuestra lengua. Realizadas en algún momento puntual, puede ser estrategia útil para liberarte de ese calor enfermizo o por lo menos apaciguar la mente para salir del bucle calor-nopuedoconmialma.

En las clases online hemos comenzado a emplear técnicas de este estilo y aquí quiero compartir su ejecución específica por si quieres recurrir a ella en cualquier momento que necesites!

Antes de nada: Postura cómoda, sentada o tumbada, siempre y cuando tu columna esté erguida! 😉

Shîtalî Prânâyâma

Shitali se define como el prânâyâma refrescante ya que al realizarlo se siente frescor en la garganta, transmitiéndose al resto del cuerpo y a la mente.

Al inhalar, se produce una extensión de la zona dorsal, abriéndose la caja torácica. La cabeza además se inclina ligeramente hacia atrás. Aunque también se puede realizar sin el movimiento de cabeza, centrándonos en el de extensión dorso-cervical, tratando de aperturar el tórax.

Para que sea realmente refrescante hay que inspirar en shîtalî, es decir por la boca, a través de la lengua y exhalar por las fosas nasales.

¿Cómo realizarla?

Lo ideal es practicarla sentado/a en loto o padmasana o en cualquiera de sus variantes! Pero también es posible realizarlo tumbado. En cualquier caso, de forma cómoda!

Coloca la boca abierta con los labios formando una “O”. Saca la lengua ligeramente formando un canutillo o tubo (No todo el mundo puede! Así que si es tu caso, realiza shîtkâri).

Inhala el aire lentamente, produciendo un sonido silbante a través de la lengua, como si lo absorbiéramos con una pajita. El tubo que forma la lengua frena el aire y al mismo tiempo con la saliva que hay en la lengua lo humedece y refresca. Esto permite que el aire entre más lentamente y facilita que los pulmones se llenen de aire en su totalidad.

Lentamente, conforme inhalas, ve haciendo una sutil extensión de la zona dorsal alta, zona cervical y craneal. La respiración es lo que ayuda o dirige esta extensión, no forzar para realizar esta extensión, es muy leve! Esto nos permite llenar los pulmones desde la zona clavicular, a la zona costal y finalmente la zona abdominal, para luego vaciarlos en sentido inverso (abdomen, pecho y zona clavicular).

Antes de exhalar, vuelve a colocar la cabeza a su posición natural, llevando el mentón hacia el centro de la cabeza. Tapona tu fosa nasal derecha y expulsa el aire por la fosa nasal izquierda. En la siguiente exhalación exhala por la fosa nasal derecha, y voilá! Habrás completado un ciclo!

Shîtkârî Prânâyâma

Esta es la variante de Shîtalî prânâyâma perfecta para quienes no puedan poner la lengua en forma de u! Se llama así porque el aire entra entre la lengua y los dientes delanteros superiores produciendo un sonido silbante!

Se realiza igual que shîtalî, pero variando la posición de la lengua. En este caso la lengua está plana, apoyando la parte anterior superior de la lengua en la parte delantera del paladar justo detrás de los dientes superiores, entreabriendo la boca y permitiendo que la punta de la lengua sobresalga entre los dientes ligeramente.

En ambos casos, como en todo, el tiempo de respiración debe ser gradual y progresivo! Así que comienza por pocos ciclos respiratorios y conforme vayas sintiéndo más comodidad y control, ve aumentando!

✅ Profundizaremos en esta técnica durante los meses de verano!! 😉

✅ Cuéntame, ¿eres de Shîtalî o de Shîtkârî ? 🤭

✅ Si continúas teniendo dudas, escríbeme y lo resolvemos!

Namaste 🙏

Palmira Sánchez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba