Saltear al contenido principal
¿BUSCAS ESTIMULACIÓN COGNITIVA? Aprovecha La Revolución Online!

¿BUSCAS ESTIMULACIÓN COGNITIVA? Aprovecha la revolución online!

Nadie lo duda, el ejercicio físico es fundamental e incluso necesario para mantenernos sanos y prevenir ciertas patologías asociadas al sedentarismo.

Pero… ¿y el ejercicio cognitivo? ¿qué posición ocupa en nuestra escala de prioridades? Me preocupa en gran medida que no sea tan extendida su utilidad y, sobre todo, su funcionalidad en nuestra calidad de vida.

Es tan importante mover tu cuerpo realizando ejercicio físico como también es importante mover tu mente, mediante actividades que te lleven a pensar, expresar y crear.

Por ello quiero contarte de forma muy concreta, qué es la estimulación cognitiva para que comprendas que el cerebro es nuestro músculo más importante. Descubrirás qué puede aportar en tu vida diaria (o en la de la persona en la que estás pensando) esto de la neuroestimulación y qué puedes hacer para comenzar desde ya a cuidar el sistema nervioso para mantenerlo fuerte, sano y prevenido de lesiones no sólo físicas, sino también cognitivas!

Además, cada vez lo tenemos más al alcance, incluso ahora en nuestras propias casas gracias a esta revolución de lo online!

Este año me propuse dar un giro a mi vida en el terreno laboral. Y aquí me encuentro, tratando de acercar a las personas que más lo necesitan su dosis vital de entrenamiento cognitivo!

Para ello he desarrollado este artículo, para aclarar y diferenciar ciertos aspectos que pueden llegar a confundirte. Si tienes cualquier duda o en cambio, tienes claro que quieres comenzar ya:

¿Qué es la estimulación cognitiva?

 La estimulación cognitiva es un conjunto de estrategias y técnicas que buscan la mejora del rendimiento y eficacia en el funcionamiento de las funciones cognitivas.

La estimulación cognitiva actúa sobre aquellas capacidades y habilidades que se encuentran todavía preservadas por medio de actividades y programas que promueven su mejora y potenciación por mecanismos de neuroplasticidad cerebral.

Muchos datos en un sólo párrafo, ¿no crees? ¡vayamos por partes! 😉

¿Qué son las funciones cognitivas?

Son los procesos mentales que nos permiten recibir, procesar y elaborar la información. Permiten que tengamos un papel activo a la hora de percibir, comprender e interactuar con el entrono para poder desenvolvernos.

La neuropsicología, que es la especialidad que valora e interviene sobre ellas, las suele diferenciar en función del área, estructura o ruta cerebral que se activa en mayor medida cuando realizamos ciertas actividades!

¿Cuáles son las principales funciones cognitivas?

Según diferentes criterios podemos clasificarlas de una manera u otra. Considero importante destacar las siguientes principalmente:

  • Orientación. Nos permite ser conscientes de nosotros mismos y del contexto. Ubicarnos a nivel personal, temporal y espacial. 📍

  • Atención. Nos permite dirigir nuestros recursos mentales hacia aquello que deseamos. Es la capacidad de generar, dirigir y mantener un estado de activación óptimo para el procesamiento de la información (visual, gustativa, táctil, auditiva…). Además no existe solo una forma de atención! (dividida, sostenida, alternante…) ⚠️ 

  • Lenguaje: es la que nos permite comunicarnos gracias a sus diferentes componentes: expresión, comprensión, vocabulario, fluidez, denominación, discriminación, lecto-escritura, repetición… 🗣️

  • Percepción: es la capacidad de integrar la información que recibimos a través de TODOS los sentidos y su adecuado procesamiento. 👀

  • Memoria: Es la capacidad de codificar, almacenar y recuperar de manera adecuada la información. Es un sistema complejo en el que podemos diferenciar varios tipos: memoria episódica, semántica, procedimental… En función de las rutas y la información que involucra. 📝

  • Control motor: Es el resultado de diferentes procesos motores, cognitivos y sensoriales. Nos permite gesticular, realizar movimientos, mantener equilibrio y postura de forma adecuada. 🦶 👐

  • Funciones ejecutivas: engloba diferentes aspectos como la capacidad de planificación, razonamiento, flexibilidad, de inhibición de elementos distractores, de realizar diferentes tareas de manera simultánea o intercalada, memoria de trabajo… 💡

Me gustaría aclarar que de forma general, no utilizamos única y exclusivamente una de ellas cuando realizamos una actividad, sino que suelen trabajar en coordinación y sincronía. Para verlo más claro: ¿cómo vas a memorizar si no prestas atención a aquello que quieres retener? 🤔

¿Por qué las diferenciamos entonces?

Cuando se produce un DAÑO CEREBRAL o DETERIORO COGNITIVO, pueden alterarse ciertos tejidos, estructuras y rutas neuronales que dificulten o imposibiliten la realización de actividades de la vida diaria, ocasionando una limitación en la independencia de la persona importante en la mayoría de casos.

Se ha comprobado que realizar actividades que demandan en mayor medida el uso de esas áreas, permite no solo recuperar o mejorar la funcionalidad del cerebro, sino también proteger y prevenir la aparición de lesiones (aquí ya hablo de reserva cognitiva, a la que le dedicaré un artículo completo). Y precisamente cobra mucho sentido y valor eso de entrenar tu cerebro.

¿Pero y esto, en qué se basa?

Seguramente te sonará eso de la NEUROPLASTICIDAD CEREBRAL!

La neuroplasticidad cerebral es la capacidad del sistema nervioso para cambiar su estructura y su funcionamiento a lo largo de su vida como reacción a la diversidad del entorno. – Kolb y cols. (2010)

Tenemos el privilegio de tener un sistema nervioso “inteligente”. Si lo estimulamos de la forma adecuada, tiene la capacidad de establecer nuevas conexiones sinápticas (de neurona a neurona) y de regenerarse funcionalmente.

Para que sea lo más certero y eficaz posible. Es IMPRESCINDIBLE que las actividades y tareas que vayamos a realizar, sean cuidadosamente elegidas en función de las necesidades individuales. En este punto el especialista en neuropsicología es la persona indicada para realizar esa valoración, trazar el plan de intervención y revisar y graduar su aplicación en función de la evolución y los resultados.

¿Qué tipo de actividades utiliza la estimulación cognitiva?

Las actividades por supuesto deben ser lo más adaptadas a la persona posible, que resulten de interés y llamativas para que tengan mayor impacto. Siempre, siempre, insisto en este aspecto:

Como profesionales, tenemos el deber de conocer bien a la persona. De indagar sobre sus gustos, aficiones, intereses. Para adaptar al máximo la intervención y que resulte lo más beneficiosa posible.

En este terreno, el campo tecnológico nos ha abierto las puertas a cantidad de recursos que permiten convertir desde las actividades más tradicionales de papel y lápiz hasta las más evolucionadas, en estrategias muy atractivas y retadoras para la persona que las realiza.

Yo siempre he defendido el uso de este tipo de herramientas tecnológicas. A través de NEUROPHOTO aplico la fotografía como herramienta terapéutica para complementar y potenciar mi intervención en neurorrehabilitación. Si quieres profundizar en este tema, puedes ver los artículos que he dedicado a ello 😉

Ahora considero que, con mayor razón, aliarnos con las máquinas puede ser nuestra mejor salida. Sabiendo cómo hacer un uso responsable de ellas, podemos sentirnos tan cerca como queramos aun estando a miles de kilómetros de distancia. Poder ofrecer estimulación cognitiva online es desde luego, todo un reto, pero también todo un avance!

¿En qué me puede ayudar la estimulación cognitiva?

Podríamos decir que la estimulación cognitiva puede aplicarse en dos escenarios diferentes:

🧠💖 Cuando no existe daño neurológico. Pero se pretende mantener el funcionamiento cognitivo en un nivel óptimo (sería el caso de la persona mayor con cierto declive natural que quisiera mantener su actividad cerebral y prevenir o retrasar el deterioro) o incluso “entrenar” para alcanzar máximo rendimiento cognitivo en alguna actividad (en el caso de estudiantes o deportistas de élite, por ejemplo)

🧠💔 Cuando existe daño neurológico. Para mantener o mejorar el funcionamiento cognitivo. En este caso ya hablamos de estrategias de estimulación cerebral para REHABILITACIÓN COGNITIVA de personas que han sufrido alguna lesión o existe enfermedad o patología degenerativa.

Este gráfico elaborado por Bitbrain puede ayudarnos a comprender la diferencia.

Fuera como fuere, en todos los casos hablamos de ESTIMULACIÓN COGNITIVA como estrategia para alcanzar ese rendimiento cognitivo con unos objetivos totalmente individuales y personales.

Lógicamente, las posibilidades de recuperación o de mejoría a través de estas intervenciones, varían en cada persona puesto que influye el tipo de lesión en caso de existir, la edad, el estilo de vida, estrategias de afrontamiento, etc.

¿Cuáles son los beneficios de la estimulación congitiva?

Uno de los principales intereses de este tipo de intervención es la reducción de la necesidad de medicación. Tratando de disminuir los posibles efectos adversos derivados del tratamiento farmacológico.

Siempre y cuando su aplicación esté guiada por un experto y basada en una valoración y programación certera, la estimulación cognitiva:

  • Supone un refuerzo imprescindible en neurorrehabilitación, ayudando a evolucionar antes y potenciar los resultados de la intervención de otras especialidades (logopedia, fisioterapia, terapia ocupacional)

  • Mejora el desempeño de la persona en las actividades de la vida diaria.

  • Mejora la autoestima y autoconcepto. Reduciendo sintomatología de ansiedad y depresión.

  • Aumenta la tolerancia a la frustración, la capacidad de aceptar y responder ante los retos de forma adecuada.

  • Genera mayor comprensión del funcionamiento cognitivo, lo que ayuda a la persona a ser parte activa de su propio proceso.

¿Cuándo y cómo comenzar con la estimulación cognitiva?

Aquí no hay duda alguna, YA.

El tiempo es el primer factor a tener en cuenta para saber las posibilidades de recuperación, mejoría o mantenimiento del aspecto cognitivo.

Sea cual se tu situación (en primera persona o como acompañante):

  • Traumatismo craneoencefálico
  • Accidente cerebrovascular (ictus)
  • Tumor cerebral
  • Enfermedad neurodegenerativa
  • Alzheimer
  • Parkinson
  • Fibromialgia
  • Corea de Huntington
  • Rendir mejor en tu trabajo
  • Prevenir deterioro cognitivo

Cuanto antes empieces, más allanado tendrás el camino para lograr tus objetivos y por tanto, mayor posibilidad de éxito.

Por supuesto la forma de comenzar, de la mano de un especialista en el tema, siempre.

Puedes solicitar una consulta online conmigo si quieres que hablemos cuanto antes más en profundidad y estudiemos tu caso.

Como ya te he adelantado, esto de la tecnología llega para quedarse y en nuestras manos está alejarnos o acercarnos más a nuestro bienestar físico, mental y cognitivo!

Palmira Sánchez

Neuropsicóloga y terapeuta ocupacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba