Saltear al contenido principal
¿Quieres estar al día de todo?







NEUROPHOTO – Memoria A Través De La Fotografía

NEUROPHOTO – Memoria a través de la fotografía

La memoria es un sistema cognitivo difícil de definir! Existen numerosas explicaciones y teorías al respecto. Personalmente, he querido sintetizar en una imagen para de un vistazo, hacernos a la idea de la cantidad de procesos que están implicados. Consecuentemente, son muchas las áreas y rutas cerebrales implicadas.

Cuando nuestro sistema nervioso funciona de forma adecuada, este proceso permite retener la información durante el tiempo necesario y a la vez, un olvido adaptativo. Sí, así es, porque el olvido también forma parte del recuerdo y resulta necesario. Por suerte, no somos capaces de retener todo lo que recibimos a través de los sentidos, necesitamos olvidar parte de esa información para almacenar la de mayor relevancia!

Así que si tienes ciertos lapsos… ¡no temas!, ¡no tiene por qué ser patológico! Son muchos factores los que pueden influir: cansancio, no prestar atención, estar haciendo varias cosas a la vez (hoy en día ocurre mucho esto precisamente), que la información no sea relevante para tí…

El problema surge cuando estos olvidos comprometen en gran medida tu vida diaria, no recordando:

  • Direcciones, fechas, eventos, números de teléfono que antes retenías sin dificultad .
  • Tu propia historia personal!
  • El nombre de personas allegadas.
  • Pasos para realizar tareas sencillas e incluso automáticas, alterando el orden. Vestirte, cocinar, ducharte…

También pueden haber dificultades para retener información nueva y requerir mayor esfuerzo para aprender de la experiencia.

Además, es posible que las complicaciones no sean debidas a un fallo en el registro de esa información, sino en la recuperación! Por tanto será imprescindible la valoración de un profesional especializado en Neuropsicología (Visita mi artículo: ¿Por qué un neuropsicólogo/a en mi vida?) para detectar la ruta concreta que está afectada y poder intervenir de forma más precisa y certera.

Precisamente cuando existe un daño cerebral, este sistema suele verse alterado en gran medida. De hecho, suele ser motivo principal de consulta en clínica. Por la frecuencia de la sintomatología y por su implicación en la vida diaria de la persona y es que… ¡Sin memoria no hay aprendizaje!

NEUROPHOTO ha surgido para acercar la fotografía a este contexto. Recurriendo a técnicas y prácticas fotográficas que precisamente desafían esas posibles dificultades para acceder al sistema nervioso de forma novedosa (a través de todos los sentidos, no sólo el visual) y mediante estímulos con un vínculo emocional para la persona muy intenso.

Porque precisamente: “Las fotografías abren puertas al pasado, pero también permiten echar un vistazo al futuro” – Sally Mann

Además Neurophoto promueve la creatividad y el aprendizaje de nuevas habilidades y destrezas y mejora la relación con el entorno socio-ambiental entre otras muchas cosas que te iré contando.

El recuerdo se puede facilitar tanto OBSERVANDO como REALIZANDO fotografías. Y esto es lo que ha ocurrido durante la tercera sesión de NEUROPHOTO!

Todavía es posible asistir a sesiones independientes y a la vez interrealcionadas!

Si quieres saber más sobre este programa tanto si eres profesional como si conoces a alguien que quiera participar, ¡escríbeme!

Palmira Sánchez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba