Saltear al contenido principal
¿Quieres estar al día de todo? ¡Suscríbete a la Newsletter!







    ¿Por Qué Hacemos Guerreros En Yoga? Historia Origen De Virabhadrasana

    ¿Por qué hacemos guerreros en Yoga? Historia origen de Virabhadrasana

    La palabra Virabhadrasana en sánscrito (lengua India) significa postura del guerrero, vira es héroe, bhadra es bueno o amistoso, asana como bien sabes, postura. Existen variaciones que practicamos con mucha frecuencia:

    En yoga cada postura tiene un sentido y un significado.

    Hoy quiero contarte el de los guerreros. Seguramente la próxima vez que los emprendas los veas desde otra perspectiva. ¡Allá vamos!

    Origen de la postura Virabhadrasana.

    Satï, semidiosa de la felicidad marital y la longevidad, se hizo devota del Semidios Shiva, gobernante supremo del universo material. Ella deseaba llegar a casarse con él por consejos del Semidios Brahma, renunciando a las riquezas reales y vida palaciega de sus progenitores.

    Su padre, un poderoso sacerdote llamado Daksha, no aceptaba esta unión, sin embargo Shiva, escuchando las plegarias de Sati decidió casarse con ella convirtiéndola en su  consorte.


    La pareja se mudó al monte Kailash y en una ocasión, Sati se enteró que su padre realizaría un yajña (sacrificio ritual)  donde estaban invitados todos los semidioses y semidiosas, excepto Shiva y ella, ¡su propia hija! A pesar de la insistencia de Sati a su esposo para asistir a la ceremonia y enfrentar a su padre, Shiva no estuvo de acuerdo en ir, por lo que decidió ir sola.


    Al llegar no fue bienvenida por propias palabras de su padre, al contrario, le gritó incesantemente a pesar de sus esfuerzos de conversar con él, lo que ocasionó que recordara que cuando reencarnó como su hija no permitiría que la trataran mal.  «Como fuiste tú quien me dio este cuerpo, ya no deseo estar asociado con él» Sati entonces tomó la forma de la diosa Adi Parashakti, mostró devoción a su madre y a Shiva y con su propio fuego inmoló su cuerpo mortal.


    Cuando Shiva se entera de lo sucedido, arrancó sus largas trenzas y de una de ellas surge el guerrero Virabhadra al que instruye para matar al rey Daksha. En este sentido, las tres posturas de guerrero son inspiradas del momento en que Virabhadra alza la espada en alto (Virabhadrasana 1), apunta con ella (Virabhadrasana 2) y finalmente decapita a Daksha (Virabhadrasana 3).


    Luego el guerrero o Virabhadra, se reintegra dentro de Shiva y se da cuenta de lo que ha sucedido, sintiendo pena por Daksha en lugar de ira y decide revivirlo, pero como había sido decapitado le coloca una cabeza de chivo.


    En esta narración se representa la lucha interna contra el ego y la ignorancia, luz y sombra de todos los seres, de allí la inspiración para la asana del guerrero o virabhadrasana.

    Esta es la representación de la historia de Virabhadra. Sus numerosos brazos simbolizan sus poderes.

    ¿Qué tener en cuenta en la postura?

    Cuando hablo de “generar la actitud adecuada en la postura” me refiero a ponerse en el papel para desarrollar la fuerza interior que arrasa con todo lo que se proponga. No en el sentido destructivo, sino en el sentido más constructivo de la acción. Todxs tenemos un guerrero/a interior, necesario para afrontar esas situaciones que más nos cuestan en la vida diaria. Recurrir al poder de los guerreros nos ayuda a equilibrar la balanza y tener el coraje para enfrentarnos a cualquier circunstancia de la vida.

    Sin recurrir a lanzas. Por suerte, lo que hoy os cuento no deja de ser mitología hindú, según la tradición, Shiva representa al Ser PuroSati al corazón Daksha al ego; es una historia en la que el Ser Puro busca destruir al ego, anteponiendo al corazón. Y, como podrás imaginar, el enemigo de Virabhadra es el ego; por lo que, cuando practiques la postura del Guerrero, en cualquiera de sus variaciones, debes recordar que estás buscando destruir tu ego.

    Baddha Virabhadrasana – guerrero pacífico

    Encuentra la fuerza y la voluntad para destruir a ese enemigo que te impide ver más allá de tus limitaciones y mantenerte firme en tu postura.

    Namaste

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Volver arriba
    × ¿Cómo puedo ayudarte?