Saltear al contenido principal
¿Quieres estar al día de todo? ¡Suscríbete a la Newsletter!







    ¿Qué Son Los Chakras?

    ¿Qué son los Chakras?

    ” La palabra Chakra significa círculo o rueda, pero en este contexto es más adecuado definir los chakras como vórtices o “remolinos de consciencia-energía”, que enlazan las distintas envolturas del ser humano. Generan, acumulan, transforman y distribuyen la energía, siendo también puertas de intercambio entre el hombre y el macrocosmos. … Tienen una total vinculación con el cuerpo físico, de manera que los principales chackras están asociados – no identificados – con los plexos nerviosos y glándulas endocrinas más importantes. La actividad del chakra rige el funcionamiento de sus glándulas y plexo asociados y estos a su vez, también influyen en el chakra. ”

    Claves del yoga – Danilo Hernández

    En Yoga hablamos de CHAKRAS como CENTROS ENERGÉTICOS, situados en puntos estratégicos de nuestro cuerpo que discurren a lo largo de nuestro eje central. Esta energía que nos mantiene con vida se llama PRANA y circula por los chackras a través de los canales energéticos llamados NADIS.

    Los chackras principales son 7 u 8, aunque según qué textos y escuelas destacan infinidad de ellos! Vamos a hacer un breve recorrido por cada uno para orientarnos y saber qué sentido tienen y qué podemos hacer por mantenerlos equilibrados. Además veremos si tienen base científica o no.

    Comenzamos como siempre, DESDE LA BASE! :

    Muladhara – Primer chakra o chakra raíz.

    Como ves en la imagen, se ubica en el perineo . Es el primer chakra, el chakra base. Se representa con un loto de 4 pétalos de color carmesí. Su actividad se relaciona con las tendencias dirigidas a satisfacer nuestras necesidades más básicas como la alimentación, el descanso, la procreación… Su elemento es la tierra.

    Síntomas de que este chakra se encuentra desequilibrado pueden ser: estreñimiento, falta de apetito sexual, inseguridad…

    Prácticas que fomentan la fuerza, el empoderamiento, mediante posturas de pie son principalmente las que activan y equilibran este chakra!

    Swadhisthana – Segundo Chakra o Chakra Sacro.

    Es el segundo chakra. Se encuentra en la base de la columna vertebral. Su color es el rojo anaranjado. Se relaciona con el plexo pélvico, testículos y ovarios. Su elemento es el agua. Cuando hay desequilibrio en él, es posible que se manifieste en forma de alteraciones del sistema reproductor. A nivel emocional podemos sentir irritabilidad.

    En este caso para actuar sobre él, realizamos prácticas más fluidas, mediante posturas de apertura de caderas principalmente.

    Manipura – Tercer Chakra o Chakra del Plexo Solar.

    Está en la espina dorsal, al nivel del ombligo. Es el centro del dinaminsmo, de la energía. Responsable de la producción de calor en el organismo. Se representa con el color amarillo. Su elemento es el fuego.

    Su energía se dirige al fuego digestivo, plexo solar y glándulas adrenales. Su actividad nos lleva a estar vitales, a decidir, tomar iniciativa, perseverar. Por tanto, si está desequlibrado en exceso o en defecto es posible que notemos síntomas asociados a cansancio, fatiga, dificultad para tomar decisiones y a nivel orgánico, problemas digestivos.

    Manipura se trabaja mediante prácticas más dirigidas a fortalecer el eje central, al core. Prácticas que suban la temperatura corporal. Kapalabathi y Uddiyana bandha son opciones de respiración que activan este chakra.

    Anahata – Cuarto Chakra o Chakra corazón.

    Se encuentra en el corazón, representado con el color verde. Desde él nacen la aceptación y el amor incondicional hacia los demás y hacia el mundo. Amor sin expectativas. Glándula timo. Su elemento es el aire.

    El desequilibrio de este chakra suele tener relación con alteraciones cardíacas, dificultades para las relaciones sociales, desconfianza..etc.

    En este caso la práctica de extensiones de columna o backbends, de apertura de pecho, influyen en este centro energético.

    Vishuddha – Quinto Chakra o Chakra Laríngeo.

    Ubicado en la laringe, a la altura de la nuez. Color Azul. Es el centro del habla. A través de él materializamos los pensamientos, se despierta la creatividad y el ingenio. Glándula tiroides. Su elemento es el éter.

    Cuando está desequlibrado puede que sintamos alteraciones en el sistema respiratorio, tracto digestivo superior, hiper/hipotiroidismo, afonías, etc. A nivel mental, se asocia al temor a hablar en público, a expresar y comunicar sentimientos y pensamientos.

    Para equilibrarlo solemos realizar prácticas de pranayama como la respiración Ujjaji (Oceánica), Posturas como Halasana (El arado) o Sarvangasana (La vela), que implican el área de este chakra.

    Ajna – Sexto Chakra o Tercer Ojo

    Es el chakra mental, está ubicado en el centro del cerebro, coincidiendo con la glándula pineal. Tiene el poder de influir y controlar a los demás. Tiene un color intangible o azul índigo y se relaciona con la consciencia superior. Mediante su activación establecemos la conciencia testigo. Su elemento es la luz.

    Si se encuentra en desequilibrio, podemos sentir dificultades para concentrarnos, falta de claridad en el pensamiento. Alteraciones en la vista también están relacionadas.

    La práctica de meditación y de posturas invertidas o de observación como Adhomukha Svanasana (Perro hacia abajo) o Balasana son las que mejor acceden a su regulación.

    Sahasrara – Séptimo Chakra o Chakra superior.

    Es el chakra superior, multicolor o morado. Conectado a la glándula pituitaria. Se asocia a la autorrealización, a la iluminacion, cuando alcanzas el nirvana. No tiene elemento asociado, aunque en algunos textos se indica el pensamiento como elemento.

    Posturas invertidas sobre apoyo de cabeza como Sirsasana pueden equilibrar este chakra. Prácticas meditativas también influirán en él.

    Como ves, cada chakra tiene sus cualidades y concretamente se asocia a una glándula. El sentido de los chakras es proporcionarnos una guía para la autosanación. Conocer y promover su funcionamiento adecuado, nos permite estar en equilibrio y en salud. No obstante, si se desequilibran o se desregulan, ya sea que la energía se acumule en ellos en exceso o al contrario, que haya déficit y necesite potenciarse, su funcionamiento no será el adecuado, traduciéndose en sintomatología en diferentes lugares del cuerpo.

    ¿Cómo podemos equilibrarlos?

    • Técnicas de respiración
    • Visualizaciones
    • Meditaciones
    • Práctica de Asana o postura
    • Masajes
    • Mantras
    • Hábitos del día a día (Alimentación, descanso, ejercicio físico..)

    Esto es lo que los textos, maestros y gurús han transmitido a lo largo de los años.

    ¿Tienen base científica?

    Lo cierto es que no hay pruebas científicas que avalen esta correspondencia, pero si podríamos decir que hay evidencias que respaldan que la práctica de yoga (que se basa en estos principios), mejora la actividad de nuestro funcionamiento físico, fisiológico, cerebral y mental.

    Por tanto, La práctica de yoga – creas o no en esto de los Chackras y el mundo más sutil y energético- nos ayuda a conocernos y autorregularnos. ¡Ahí reside su poder!

    ✅ Si tienes cualquier duda, quieres compartir sensaciones, escríbeme email a hola@palmirasanchez.com

    ✅ Si quieres practicar conmigo, completa este formulario y solicita una primera cita gratuita! 😊👉 https://forms.gle/sZ9LGExKmo9b139AA

    ✅ Si ya practicas conmigo, seguimos en evolución! 😊🙌

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Volver arriba
    × ¿Cómo puedo ayudarte?